sábado, 30 de septiembre de 2017

IPS Misiones

El IPS Misiones no tiene dinero para pagar la retroactividad

OTRAS CARTAS. Voces, reclamos y                                esperas de jubilados
El IPS Misiones no tiene dinero para pagar la retroactividad
Vior
Señor presidente del Misiones, doctor Carlos Arce. Mi madre obtiene la pensión por el fallecimiento de mi padre en 1995, él se desempeñó como médico en la provincia de Misiones. Durante todos estos años la pensión fue muy reducida. En 2016 cobraba mi madre la suma de $ 4.500. Me pareció extraño que la pensión de un médico fuera tan baja, así que en 2016 escribí al IPS Misiones de Posadas para ver si la pensión era la correcta. Allí me informaron que no se le estaba pagando correctamente, ya que no sabían que mi padre era médico, envié copia del título y me dijeron que se le abonaría como médico. Después de 6 meses de trámites y llamadas semanales a Posadas desde Capital Federal, es decir llamadas de larga distancia que yo tuve que abonar, le pagan como médico el doble de lo que le venían pagando, es decir $ 9.000. Agradecimos al Instituto de Previsión Social de Misiones el habernos ajustado la pensión de mi madre y le solicitamos se nos pague el retroactivo. Pero nos contestan que no tienen dinero y que no nos van a pagar a pesar de que tenemos razón en solicitar el pago de la retroactividad. Envié carta y carta documento al presidente del IPS, doctor Carlos Arce, quien jamás contestó, a pesar de que la carta certificada fue recibida, ya que estas cartas poseen un sistema de seguimiento que permite saber cuándo y quién las recibió. Realicé como ingeniero los cursos de mediación que se dictaron en la Cámara Argentina de Comercio, en Capital Federal, por lo que conozco el tema de la mediación y arbitraje. Así que concurrí a los centros de acceso a la Justicia (centros gratuitos ) para solicitar una mediación para el IPS Misiones que posee oficinas en CABA, en Uruguay 16, piso 4, of. 48, pero en todos los centros se me dijo lo mismo: que ellos no citan a organismos del Estado.
Me parece muy injusto que estos centros no lo hagan, es decir que estos organismos no están alcanzados por la ley de mediación gratuita. Se me informó que contrate a un abogado particular que lógicamente me cobrará sus honorarios para citar al IPS Misiones a una mediación privada. Sí debo agradecer a una abogada del Centro Monserrat quien nos hizo una nota solicitando al presidente del IPS Misiones que le informe a mi madre cuándo se le abonaría la retroactividad, nota que fue recepcionada por una de IPS Misiones, en Capital Federal , nota que jamás contestó. Al llamar por teléfono no me atendió, pero se me informó que inicie el reclamo vía judicial, que como todos sabemos puede demorar unos 10 años. Conozco el tema, ya que me desempeño como perito ingeniero en los fueros de Capital Federal y en el partido de San Martín.
Ingeniero Ricardo Obón
PERITO DE OFICIO EN TRIBUNALES DE CABA Y PARTIDO DE SAN MARTIN ricardo@telecentro.com.ar


Voces, reclamos y esperas de jubilados
Pedí por intermedio de mi nieto la Reparación Histórica, la que estoy segura que me corresponde, ya que en la actualidad el haber que percibo por la pensión de mi esposo es de $ 8.200, habiendo sido él personal jerárquico de un banco (tesorero). La respuesta por parte de la ANSeS llega luego de 14 meses y fue que no me corresponde porque ya la tuve en el juicio que tramité ante la ANSeS hace 7 años. En la actualidad tengo 80 años y sufrí un ACV en mayo del 2016, estuve internada en el Policlínico Bancario 14 días y necesito de asistencia permanente. ¿Creen ustedes que es justa mi pensión de $ 8.200?
Edith Senise
nicolas.rodriguez26@hotmail.com

He aportado como empleado bancario (Banco Nación), por expediente N° 024-20-04302502-4-004-000001, y me han denegado la jubilación después de haberme pedido la suma de unos $ 8.343, 24, que he depositado en la ANSeS. El trámite lo hice en forma personal. No me dieron explicaciones concretas, solamente me informaron que no reclame la suma depositada mencionada para completar mis aportes. Es decir, trabajé 11 años y me hicieron completar los aportes hasta veinte años. Después de tramitar por dos años en la Delegación Munro, me denegaron mi derecho a percibir la jubilación. Dudé en apelar judicialmente por el tiempo que demandaría dicho engorroso trámite judicial.
Tengo 77 años y la resignación me ha ganado. Pero la presente carta es un grito de pedido de virtual justicia. Perdón, pero ya no creo en nada. El indefenso ciudadano no puede esgrimir sus derechos adquiridos.
Sin embargo, hay otros ciudadanos que sin aporte alguno obtienen su jubilación. ¿Cómo me explican ésto?
Carlos StaffaMorris
Morris carlos.morris@outlook.com.ar


Recientemente , la ANSeS ha lanzado un plan de créditos que inicialmente era para jubilados y pensionados, pero que se extendió masivamente. Se trata de Argenta y beneficiará a dos millones más de personas que no aportan a la ANSeS, es decir, se utilizan los fondos de los jubilados, una malversación con fines proselitistas que hasta ahora ha llegado a más de treinta mil millones de pesos.
El Gobierno presta nuestra plata, pero no nos paga las deudas ordenadas por sentencias; no es solamente malversador a costa de nuestra caja, sino que es infractor al no cumplir con el pago ordenado judicialmente.
Silvio Pizarro
silviopedropizarro@gmail.com
Todos los sábados leo en esta sección las dificultades que tienen los jubilados como yo con la Reparación Histórica. Que no le ajustan el haber, que el ajuste es insuficiente, que no figura ningún retroactivo, que aceptan y que no cobran hasta pasados meses, etc, etc.
Creo que ya es tiempo de que el diario se ocupe seriamente del tema. Pareciera que los funcionarios están jugando con los jubilados. Hacer entrevistas a los jubilados, a directores de la ANSeS, al mismísimo Basavilbaso. Y también, por qué no, al Presidente, y mostrarle algunas cartas de los días sábados. No nos pagan los juicios, no nos pagan retroactivos, no nos ajustan debidamente. ¡Que no seamos una variable de ajuste!
Ramón Gómez
gomezramon1949@gmail.com


Con casi 60 años de docente (49 de ellos en provincia de Buenos Aires; con 33 años como director de la hoy Escuela N°2 “O.E.A.” de Carlos Spegazzini, en Ezeiza, y con 80 años de edad), me dirijo al presidente de IPS.
Oportunamente obtuve una jubilación por mi actividad como docente nacional a la que renuncié el 12 de junio de 2012, según consta en el Expediente de ese Instituto N° 21557-398577-17. Es decir, hace 5 largos años que no cuento con ese beneficio por decisión personal y que rechazo, explícitamente, cualquier beneficio que pudiera otorgarme dicho antecedente .Habiendo presentado mis antecedentes en marzo de 2017 para tramitar mi jubilación automática, el 18 de julio de 2017 se me informa que debo recaratular mi trámite por jubilación ordinaria cuando ya la Dirección General de Escuelas me cesó de acuerdo a mi pedido, el 28 de febrero de 2017, lo cual me ha colocado al presente en una situación por demás insostenible, porque desde el 1 de marzo de 2017 no percibo haberes por actividad, pues no estoy ejerciendo mi puesto, pero tampoco por jubilación, pues han anulado mi situación original.
A lo desesperante de llevar 6 meses sin ingresos se agrega que el 30 de septiembre de 2017 se me venció la credencial de IOMA y no estoy en condiciones de renovarla, por no estar en actividad mi jubilación. Ante esta situación y por sugerencia del personal del IPS, pedí en la DGE un anticipo para sustentarme, ingreso que al momento de escribir esta carta tampoco percibo.
Jorge Couceiro
arifabiocouceiro@gmail.com 

sábado, 9 de septiembre de 2017

Que el banco le devuelva a mi padre jubilado el dinero que le pertenece

Que el banco le devuelva a mi padre jubilado el dinero que le pertenece

OTRAS CARTAS. Voces, reclamos y esperas de jubilados
Que el banco le devuelva a mi padre jubilado el dinero que le pertenece
vior

Muchos conocen a mi familia debido a nuestra lucha por justicia al haber perdido a mi hijo Kevin Sedano (14 años) cuando Eduardo Sukiassian lo atropelló y dejo tirado sobre la avenida del Libertador. Desde ese 1° de mayo de 2002, la palabra justicia se convirtió en un emblema para nosotros. ¡Pero qué difícil es ver que se cumpla con lo que es justo! Cuántas veces nos sentimos que mendigamos para exigir lo que es nuestro.

Mi padre, Walter Alberto Perrone, jubilado y pensionado desde el fallecimiento de mi mamá, cobra su pensión en el Banco Columbia, sucursal Martínez. Durante la primera semana se fue de vacaciones con mi hermano y dejó su tarjeta de débito en la caja fuerte de su casa. Esa tarjeta sólo la usa para retirar ese dinero. Nunca hizo una compra ni carga nafta ni la usa en otros cajeros. Retira siempre el dinero del mismo cajero y la guarda. Al regresar de su viaje fue a extraer dinero y vio que todos los días alguien le había sacado $ 500 hasta llegar a retirarle $ 2.500. Fuimos al banco y hablamos con el gerente. Después de que tratara a mi papá como si fuera un nene, decidimos retirarnos. Hay gente que no entiende que los abuelos tienen más experiencia que nosotros, la edad no los convierte en tontos. Si mi papá le dice que no retiró el dinero, no lo hizo, simplemente porque no estaba en el país. Tampoco compartió la clave con nadie ni le prestó la tarjeta a nadie. Alguien le robó ese 


dinero. Fuimos a la Fiscalía de Martínez y al centro de Protección a la Víctima de la Provincia de Buenos Aires e hicimos la denuncia en ambos lugares.
No sólo queremos el dinero, que no es mucho, pero es de mi papá, sino que queremos saber quién se lo robó.
Tenemos un número de reclamo, y ya hace un mes que desde el banco nos dicen que llamemos al 0800, que elevemos nota, que hablemos con tal o cual. Pero ahora nos dijeron que el dinero lo retiró mi padre porque figura que alguien hizo estos retiros desde un cajero en Lanús.
Señores del Banco Columbia, háganse cargo. Investiguen quién robó ese dinero y, mientras tanto, devuelvan a su cliente, mi padre, lo que es de él. Simplemente porque es lo justo. Si es que podemos hablar de justicia.
Viviam Perrone
kevinsedano@yahoo.com.ar



Voces, reclamos y esperas de jubilados
Adhiero a la carta “Señores de empresas truchas y bancos, ¿no tienen jubilados en sus familias?”, del lector Alberto Nartallo, publicada el sábado 26 de agosto. Cuento mi historia con el mismo banco y misma sucursal. Me vendieron un mundo maravilloso abriendo una cuenta especial para jubilados, y me descuentan $ 100. ¿Supervivencia? Cada 6 meses y te olvidas. Tuve la mala idea de darles mi e-mail, ¡error! Me mandan ofertas, descuentos, “viernes free”, ¡a una jubilada que cobra el mínimo! Lo peor de todo fue que omitieron avisarme que me bloquearon la cuenta porque si no gasto, no cobro. ¡Una vergüenza!
Liliana Richetti
lirichetti@gmail.com

La ANSeS procede igual que un estafador serial. Busca demorar todas las sentencias judiciales, hasta las que están firmes y no admiten apelación legal alguna. Debe ser conminado a cumplir por nuevas decisiones del juez. Luego busca excusas que no puede desconocer que son insostenibles, y por eso son maliciosas. Hay que llegar a embargarle los fondos bancarios para cobrar las retroactividades. Pero luego continúa omitiendo ajustar los haberes como indica la sentencia, generando más retroactividades que deben ser nuevamente embargadas. Luego aduce que no retuvo Impuesto a las Ganancias (que no corresponde, hay jurisprudencia al respecto) para seguir demorando los ajustes. Con todas estas artimañas logra demorar años (en mi caso, casi dos), una sentencia que, de acuerdo a la ley, debe cumplir en un máximo de 120 días, y a veces menos por decisión expresa judicial. Y esto se repite varias veces a lo largo de años.
Todo esto no sólo causa perjuicios económicos a los adultos mayores, sino también daños morales y psicológicos, por la angustia que genera el sentir impotencia frente a los abusos de autoridad que obligan a demorar los pocos gustos que un jubilado puede aspirar en la última etapa de su vida. Y esto viene repitiéndose año tras año, independientemente del color político de los sucesivos gobiernos, que en esto no han cambiado nada desde que la anterior presidenta nos calificó a los jubilados de “caranchos” (en alusión a los “buitres”) por reclamar nuestros derechos.
Pedro Bollo
fp.bollo@gmail.com

Mi madre, Amanda Bardaro, de 87 años, en marzo del año en curso aceptó la propuesta de la Reparación Histórica aun teniendo sentencia firme en su juicio contra la ANSeS. Prefirió esa opción, dado que necesita el dinero para pagar su geriátrico. No camina y sus días se acortan por su artrosis generalizada. El 13 de marzo la llevamos con su abogada al UDAI de Turdera y allí, como sus huellas no se registraban, le iniciaron un expediente que aún está en su etapa de inicio. Pregunto ¿esperan a que muera? De esa forma se evitarían el pago del juicio al que renunció y también la actualización de su pensión.
Cristina Morillo
crismori51@yahoo.com.ar



Fundada 13 de mayo de 1971, y después de múltiples intervenciones que no han podido recuperar los fondos sustraídos por diversas gestiones, la UFIPAMI no ha publicado los resultados de su gestión. El actual director que trata de reestructurar el organismo, no deja de ajustar con quita de medicamentos, baja de instituciones, reducción de consultas a especialistas, etc. Un ejemplo: hace un mes que estoy detrás de un turno sin éxito. ¿Qué hago si necesito control y no lo recibo? Hay que resolver muchos dislates durante mucho tiempo, como ser la dirección del organismo: el mismo debe ser ejercido por 11 miembros, 7 jubilados, 2 directores nombrados por el Ejecutivo y 2 del sector gremial.
Hay que recuperar lo sustraído. Invertir en lograr prestaciones propias y no ser derivados a los hospitales públicos. Derivar a los que han obtenido la afiliación sin aportes al Ministerio de Acción Social. Contar con médicos de excelencia y procurar una medicina de avanzada. Tratar a los adultos mayores con dignidad y no hacerlos sentir que son personas desechables. Merecemos ser tratados como corresponde, somos ciudadanos que trabajamos toda una vida y fuimos víctimas de seres inescrupulosos y delincuentes.
Señor Macri, Dios ilumine su gestión haciendo volver a creer que esta Patria reconoce a sus adultos mayores.
Ricardo Vicente
r.vicentematus@gmail.com



Me resulta indignante, ofensiva y vergonzosa la publicidad de la ANSeS invitando a los nietos a ayudar a sus abuelos con la Reparación Histórica. El joven atento a su notebook y el jubilado cebando un mate, como si fuera lo único que sabe hacer. El “viejo tonto” dice: “¿Ya está?”, y el nieto lo invita a hacer un click como si fuera a disparar un misil sobre la Casa Blanca. El “ya está” no es otra cosa que empujar al “viejito estúpido” a peregrinar por la burocracia de la ANSeS e ilusionarse con lo que tardará meses en llegar, como los que se incorporaron al programa el año pasado y todavía están esperando que les paguen.
Los jubilados no somos estúpidos, más allá de que algunos necesiten asesoramiento porque los pasos a seguir son confusos, incomprensibles y hasta ridículos. Demuestran lo contradictorio que es el proceso de la Reparación Histórica.
Miguel Angel López
emealopez@yahoo.com.ar

martes, 5 de septiembre de 2017

La ANSeS empieza a pagar planes sociales a través del celular

Inclusión financiera

La ANSeS empieza a pagar planes sociales a través del celular

Los beneficiarios podrán elegir esta nueva modalidad. Se usará la billetera móvil PIM que lanzó el Banco Nación. Funciona en todo tipo de teléfono.
La ANSeS empieza a pagar planes sociales a través del celular
Emilio Basavilbaso, titular de la Anses. Foto Juano Tesone
Los beneficiarios de los planes Progresar y Hogar, que paga la Anses a estudiantes secundarios y a usuarios de gas envasado, podrán solicitar que dicho beneficio se acredite a través del teléfono celular, usando el servicio conocido como PIM, que desarrolló el Banco Nación. Tal como anticipó Clarín en su edición de este lunes, la Anses remarcó que se trata de una opción voluntaria, y que cada beneficiario puede elegir si opta por este medio de pago o el tradicional. Las becas progresar llegan a 916.000 jóvenes, en tanto los planes Hogar se pagan a 2.819.000 beneficios. Pero es solo el primer paso en esta estrategia de la Anses de acreditar los pagos en el celular. El organismo espera poner la opción de cobro PIM a disposición de los beneficiarios de la AUH antes de fin de año.
La Anses dijo que la prestación se acreditará el mismo día de pago, según terminación de DNI, por lo que la persona recibirá un mensaje de texto o SMS que informará el depósito en el teléfono móvil.
La ANSeS empieza a pagar planes sociales a través del celular
Imagen que recibe el usuario de PIM
Quienes así lo deseen podrán retirar el dinero en efectivo sin costo en las redes Pago Fácil, Rapipago y cajeros Link Punto Efectivo. Allí también se efectúan las cargas de dinero en el sistema, proceso similar al utilizado actualmente para las tarjetas de transporte público.
Para empezar a cobrar las prestaciones por medio de la modalidad PIM, los beneficiarios de la beca Progresar y del programa Hogar deberán gestionar el cambio de boca de pago desde www.anses.gob.ar, ingresando a Mi anses trámites” con la Clave de la Seguridad Social tipo 3, llamando al 130 o personalmente a una oficina del organismo previsional con turno previo.
El PIM es una billetera móvil que desarrolló Nación Servicios, una de las empresas del banco nación. Es un simple proceso que se inicia marcando desde el celular a *456#. Además, todas las instrucciones de uso se pueden consultar en la web www.pim.com.ar. El Nación ya hizo una prueba piloto con el PIM en la provincia de Córdoba y logró captar la adhesión de 100.000 usuarios y 1.000 comercios.
La idea central es que el celular -con una penetración total en todos los estratos sociales de la Argentina- se convierta en la herramienta a través de la cual se puedan hacer pagos y cobros, transferencias de dinero entre personas, o acreditar y retirar efectivo, sin la obligación de contar con una cuenta bancaria.
Mirá también

El Banco Nación lanza una billetera telefónica para pagar planes sociales y atraer a los que no usan bancos

Sus principales características fueron explicadas ayer por Leonardo Coca, gerente general de Nación Servicios.
- Funciona en todos los teléfonos celulares, desde los smart hasta los más viejos, que utilizan tecnología 2G El uso del PIM es gratuito, no se pagan comisiones. Y para usarlo solo hace falta que haya señal de teléfono, aún sin acceso a internet.
- Las personas podrán tener movimientos mensuales por este sistema de hasta 4 salarios mínimos (cerca de 35.000 pesos).
- Los comercios que adhieran, podrán registrar movimientos de hasta 10.000 dólares al mes
- los usuarios PIM podrán recibir fondos de otro usuario PIM o de una cuenta bancaria, vía la red LINK o Pago mis cuentas, o a través de las redes pago Fácil y Rapi Pago.
- Empresas con Arcor, Molinos, Carrefour o Quilmes lo están adoptando y lo difunden a sus puntos de ventas ya que tienen las redes de distribución más grandes del país
-Las empresas lo quieren masificar porque buscan que los comercios de su red les paguen con dinero electrónico, porque les molesta el efectivo.
Se podrá pagar en pequeños comercios o en grandes cadenas de supermercados. En los dos casos el usuario tiene que dar su número de celular al comercio, este lo ingresa y luego al cliente le llega un mensaje SMS para qué este valide la operación.
- Los primeros 150.000 usuarios que adopten PIM recibirán $ 50 de regalo.
- Habrá una intensa campaña para que los comercios adhieran a este sistema
Menos gente en las sucursales
El proyecto PIM empezó a diseñarse durante la gestión de Carlos Melconian al frente del Nación, y se le dio continuidad pese al cambio de autoridades. Además de darle un beneficio a los usuarios (que ahora tienen la opción de no ir al banco a hacerse del efectivo) la intención también es sacar gente de las sucursales para una operación (pagar el plan) que representa un costo salarial importante para la entidad financiera y con poco rédito.
Ahora el usuario no necesita ir al banco y al mismo tiempo, si usa el sistema PIM y no opta por hacerse del efectivo, podrá construir un historial que le permita, más adelante, transformarse en un cliente bancario pleno.

Billetera telefónica virtual. La usará el AnSeS

Un sistema que es furor en Africa

El Banco Nación lanza una billetera telefónica para pagar planes sociales y atraer a los que no usan bancos

Se llama PIM y se usará a través de los teléfonos celulares. Regalan $ 50 al que se inscriba. Quieren usarlo para pagar planes sociales.
El Banco Nación lanza una billetera telefónica para pagar planes sociales y atraer a los que no usan bancos
Javier González Fraga, presidente del Banco Nación
Gustavo Bazzan
El Banco Nación lanza esta semana un nuevo medio de pago que apunta a los sectores no bancarizados. Se llama PIM y usará como soporte todo tipo de teléfono celular, desde los smart que ya usan la tecnología 4G hasta los más viejos, los de tecnología 2G. Y lo más importante: para usarlo no será necesario tener una cuenta bancaria.
Para incentivar el uso del PIM (caracterizado como “la billetera en tu celular”) el sistema le regalará $ 50 a toda persona, sí, cualquiera, que se acredite en el sistema. Es un simple proceso que se inicia marcando desde el celular *456#. Además, todas las instrucciones de uso se pueden consultar en la web www.pim.com.ar.
La idea central es que el celular -con una penetración total en todos los estratos sociales de la Argentina- se convierta en la herramienta a través de la cual se puedan hacer pagos y cobros, transferencias de dinero entre personas, o acreditar y retirar efectivo, sin la obligación de contar con una cuenta bancaria.
Mirá también

Con el celular inteligente y el código QR se podrá pagar de todo

El titular del Banco Nación, Javier González Fraga, dice estar muy entusiasmado con el potencial de esta herramienta. “Es ideal para que, a pedido del usuario, es decir en forma voluntaria, se puedan recibir en el celular las acreditaciones de planes sociales que paga la ANSeS. En principio, apuntan al del subsidio a la garrafa de gas, que va de los $ 120 a los $ 170, o el plan Progresar, de $ 900”. El avance será gradual. "No queremos tener problemas porque el beneficiario vive en una zona con mala señal de celular"
El desarrollo de PIM estuvo a cargo de Nación Servicios, una de las empresas del banco, que ya tiene como antecedente el desarrollo de la tarjeta SUBE, que, entre otras cosas, eliminó el uso del dinero en efectivo de los medios de transporte público.
PIM es una experiencia copiada del original, que fue creado en Kenya (ver aparte) El PIM ya tuvo una prueba piloto en julio y agosto en Córdoba. Se inscribieron 40.000 personas y 1.000 comercios. Ahora se lo presentará para usarlo en todo el país.
No es casual que se pongan como ejemplos los planes sociales. La obsesión del Gobierno es avanzar en lo que se denomina la “inclusión financiera”, es decir lograr que, con el tiempo, la población de más bajos ingresos pueda estar en condiciones de operar dentro del sistema financiero, y así recibir los servicios que de otra manera no podrían tener.
Dado que la operación se pacta a través del teléfono celular, no es necesario que el comercio que acepte el PIM tenga montado un lector de tarjeta de crédito o débito, el POS. Es decir, puede ser una transacción realizada entre dos partes que no estén bancarizadas.
Una operación de compra en un comercio sería así: 1. El comprador le da el número de celular al comercio para que ingrese los datos de la compra en su celular. 2. El comprador recibirá una notificación para confirmar el pago. 3. Esa confirmación se realiza ingresando la clave PIM del usuario. 4. En ese momento, el comercio recibe la acreditación del dinero. 5. Ambas partes recibirán un mensaje de texto (SMS) con la información del pago.
Si bien los planes sociales están bancarizados, está comprobado que muchos beneficiarios solo se acercan a una sucursal bancaria para retirar el efectivo, y le dan poco uso a la tarjeta de débito, a través de la cual podrían recibir el beneficio del reintegro del IVA.
Más allá de los planes sociales, se podrá acreditar dinero en la cuenta PIM a través de transferencias desde otro usuario PIM o llevando dinero en efectivo a, por ahora, las sucursales de Pago Fácil y Rapi Pago.
“Esto es un paso fundamental para bancarizar a la economía informal. Vamos a acumular información sobre el uso del PIM y en un año tendremos suficientes datos como para saber a qué usuario le podemos ofrecer un préstamo o una tarjeta de crédito” señaló González Fraga.
Una de las cualidades del PIM es que las operaciones que se pacten en este sistema no están alcanzadas por el impuesto a los débitos y créditos.
González Fraga comentó que ya adhirieron al sistema empresas como Coca Cola, Quilmes, y Arcor. En este caso, las empresas aceptarán que, por ejemplo, un kiosco les pague parte del pedido a través de una transferencia via PIM. Y hasta cierto monto, ese dinero que reciban las compañías estará exento del impuesto al cheque.
Una idea importada de Africa
El PIM es una copia casi total del sistema M-Pesa, creado en 2003 en Kenya. M viene de “móvil” y Pesa en el idioma Swahili significa dinero. En Kenya lo desarrolló la empresa de telefonía móvil Safaricom que se decidió a ofrecer diversos servicios a los usuarios tales como realizar pagos con el teléfono móvil, enviar y recibir dinero entre usuarios (y no usuarios), reservar hoteles, retirar dinero efectivo en cajeros, entre otros. Es un servicio de banca sin sucursales, lo que significa que está diseñado para permitir a los usuarios realizar transacciones bancarias básicas sin la necesidad de visitar una sucursal bancaria. En su inicio, fue pensado como una herramienta que facilitara el cobro y pago de microcréditos. De ahí el paralelismo con el uso que se le quiere dar acá, en el sentido de que sea la herramienta a través de la cual se puedan acreditar los fondos de los planes sociales. El caso M-Pesa es tomado como ejemplo de inclusión financiera por instituciones como el Banco Mundial.

sábado, 2 de septiembre de 2017

Lo que es mío

Estoy reclamando a la ANSeS lo que es mío y que ya pagué para tenerlo

OTRAS CARTAS. Voces, reclamos y esperas de jubilados
Estoy reclamando a la ANSeS lo que es mío y que ya pagué para tenerlo
vior
El Gobierno, vía la ANSeS, está otorgando miles y miles de préstamos para comprar primeras viviendas. Me parece excelente ... mientras el dinero salga de las arcas del Gobierno y no de las de la ANSeS. Hace un año fuimos muchos los que blanqueamos nuestros capitales en el exterior y que trajimos nuestro dinero nuevamente al país, confiando en que, finalmente, había luz al final del pasillo.
En mi caso particular tengo sentencia firme de la Cámara desde el 26 de diciembre de 2016, y desde entonces el expediente con el que se debe recalcular mis haberes duerme y junta polvo plácidamente en algún rincón de la ANSeS. La orden de pago podría salir mañana o dentro de 8 años, por eso tengo una propuesta para hacer: 1) Acepto la propuesta de Reparación Histórica. (La recibí, pero sin mención del retroactivo). 2) Propongo que, como retroactivo, se me reintegre el importe que yo deposité en el momento del blanqueo. Seguramente esta cifra será menor que la que me ofrezcan con un retroactivo que puede tardar años en calcularse. Creo que mi propuesta es justa.

Si la ANSeS y el Gobierno se han visto superados y no pueden manejar su promesa con la que nos convencieron para repatriar y blanquear capitales, lo más rápido y equitativo sería reintegrarnos ese importe pagado a la AFIP. Muy expeditivos para otorgar préstamos, para incorporar nuevas bases a la Asignación Universal, pero no para cumplir con la promesa que motivó la recaudación de miles de millones de dólares que están usando para un fin diferente del original.
No soy K ni massista, ni nada. Soy yo. Voté a Macri y, probablemente, lo seguiría votando. Pero estoy reclamando lo que es mío y que ya pagué para obtenerlo. Creo que es una propuesta justa y equitativa.
Tomás Fernández
Iramain tfi@fibertel.com.ar

Voces, reclamos y esperas de jubilados
Esta es una reiteración a un pedido que gentilmente esta sección me publicó el 26 de septiembre de 2015, sin tener a la fecha ninguna respuesta a lo que peticioné en ese momento. Soy jubilado desde el año 1993, debido a que los haberes liquidados no coinciden con lo que correspondía, por Expediente N° 41.229-2010, inicié los reclamos mediante la contratación de una profesional habilitante. Pero a pesar de la insistencia, los mismos no prosperan con la celeridad del caso. El ultimo informe que me dieron era que dicho trámite, en octubre de 2016, tuvo “sentencia firme”, no obstante a ello el trámite no avanza.
Dejo aclarado que soy una persona de 83 años, que con el correr del tiempo mis problemas de salud y economía se deterioran día a día.
Cumpla el Gobierno y las autoridades de la ANSeS lo que se solicitó en su momento y expídanse de inmediato. Es un derecho adquirido y confío en que las autoridades actuales cumplan con su promesa con la clase pasiva. Todavía creo.
Carlos Padula
carlospadu@yahoo.com.ar


La Ley 27.260 -Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados-, en su artículo 7, inciso C, institucionaliza una estafa contra aquellos jubilados y pensionados que no iniciaron juicios a la ANSeS por reclamos de haberes mal liquidados en el pasado. Resulta que estos beneficiarios, en tanto y en cuanto la ANSeS determine ajustes de haberes (los mismos aparecen en el sitio Web de dicho organismo, en la cuenta de cada beneficiario, opción “Reparación Histórica”), para percibirlos en un futuro, se ven obligados a firmar un instrumento con intervención de profesional abogado (a quien la ANSeS le pagará en concepto de honorarios una suma ridícula, equivalente a $ 1.100), por el cual declaran que la ANSeS no tiene deudas devengadas y exigibles con ellos.
La razón indica que si hay un ajuste determinado por la ANSeS, es porque en los años no prescriptos desde que obtuvo el beneficio respectivo, su jubilación o pensión fue mal liquidada, y por lo tanto corresponde el cobro de un retroactivo. Considero inconstitucional dicho inciso legal, que obra como sustento para que la ANSeS exija la firma de un instrumento abusivo como éste. Muchos jubilados y pensionados, por la grave situación económica que atraviesan, firman sin más dicho instrumento, en muchos casos sin saber que lo están haciendo renunciar a un derecho. Los legisladores que aprobaron tal texto legal, tienen mi reprobado absoluto, y peor aún, el Poder Ejecutivo que lo ha promovido y luego promulgado.
Mientras tanto, aprobamos un inmoral blanqueo de capitales que financiará este programa, el que no contaba ni con el apoyo de Alberto Abad, director general de la AFIP, quien en su interior está muy en contra de los blanqueos, según tengo conocimiento.
Claudio Molina
claudiomolina@fibertel.com.ar

Como ocurre cada vez que se anuncian los aumentos a los jubilados, se hace necesario reiterar el reclamo a legisladores, funcionarios, jueces de las cámaras de Seguridad Social y directores de la ANSeS, para que rectifiquen la liquidación errónea de una gran cantidad de jubilaciones docentes. Parece propicio el momento, entonces para refrescar la memoria.
El reclamo consiste en solicitar la eliminación del descuento que se efectúa, mes tras mes, a un gran número de dichos jubilados por la aplicación del Artículo 9 de la ley 24.463, llamada de Solidaridad Previsional, creada durante la gestión del ministro Cavallo. Los docentes pertenecen a regímenes especiales y se jubilan basados en la ley 24.016. Para ello aportaron durante su etapa activa un porcentaje mayor que lo que establece la ley general. En la citada ley se excluye taxativamente a los docentes de ser pasibles de esos descuentos. Ha habido, incluso, fallos favorables que fueron desoídos y por consiguiente, no aplicados.
Esperamos que de una vez por todas y en momentos en que se ha iniciado un período de “Reparación Histórica” se tome debida nota del reclamo que, además, forma parte abultada de reclamos legales que llevan ya años de gestión.
Jorge Butera
jorgebutera@sion.com

No hay derecho a que el señor Presidente cuestione tan enérgicamente por lo que sucede en Venezuela, cuando en la Argentina los “derechos humanos” no están garantizados. Es lo que me sucede cuando observo tanta dialéctica, mientras que los jubilados, a quienes se les prometió una “reparación”, no se les pagan los juicios con sentencia firme. En mi caso, sigue sin respuesta mi reclamo, a pesar de mis 82 años y decenas de años de antigüedad. Ni una sola nota explicando el porqué. Allá, sí. Acá, nada. ¿Qué dirán los jueces, el Ejecutivo, la ANSeS y el ingeniero Macri cuando haya “traspasado” el umbral entre la vida y la muerte? Se acabaron los tiempos de ver cumplidas mis esperanzas con los derechos humanos y la Justicia.
Nieves Pérez
mariotomasow@hotmail.com



Quiero denunciar el maltrato que reciben a diario los abuelos en el Hospital Perón de Avellaneda. Para sacar turno tienen que madrugar y esperar en medio del frío largas horas, sin que esto les garantice el turno. Hasta soportan maltratos por parte del personal administrativo con insultos.
Señores del PAMI y el Gobierno, las personas mayores no son un descarte, ellos dieron mucho al país y pienso que merecen un trato mejor. Tendrían que implementar un medio que les garantice a los abuelos una mayor comodidad para sacar los turnos, y desde ya muchas gracias al que pueda buscarle una solución.
Jorge Zaiontz jorgezaiontz@yahoo.com.ar Escribo pos la situación de los abogados que colaboran para la firma y posterior homologación de los convenios. La ANSeS, que de acuerdo a la ley se ha hecho cargo del pago de los honorarios por la suma de $ 1.400, no los está pagando. Hay muchos reclamos y hasta el propio Colegio Público de Abogados de la Capital Federal ha hecho oír su voz. Ni el director ejecutivo ni ningún otro funcionario han salido a hablar, ni siquiera se vislumbran soluciones.
Mario A. Parafati
malejandroparafati@gmail.com

sábado, 26 de agosto de 2017

Señores de empresas truchas

Señores de empresas truchas y bancos, ¿no tienen jubilados en sus familias?

OTRAS CARTAS. Voces, reclamos y esperas de jubilados
Señores de empresas truchas y bancos, ¿no tienen jubilados en sus familias?
vior

El 1° de agosto pasamos a retirarle a mi suegra sus haberes, y del análisis del resumen detectamos un débito desconocido. Ante una abreviatura inentendible (SIC “Debito automático SNP / Trabaj. Salud ID 27……”) lo que nos obligó a pasar por el Banco Supervielle de Flores, donde se asienta la cuenta. La primera respuesta del empleado del banco, el jueves 3, fue que no era nada del banco y que no podían hacer nada, aunque pedimos anular los débitos futuros en cuestión, sólo nos dieron un 0800 para que consultáramos. Comunicados con ese 0800, dijeron que ellos tampoco tenían que ver en ese débito, y que fuimos erróneamente derivados. Ante la inconsistencia y desconocimiento del motivo del débito, realizamos algunas consultas profesionales. El lunes 7 ya con algún mal presentimiento y con la intención de solicitar mayor detalle, acudimos a la misma sucursal del banco, y además con una nota de “stop-debit”. Ante la solicitud de pedir hablar con la Gerencia, nos atendió otra funcionaria del banco. Luego del intercambio de palabras de rigor y sin aceptar la funcionaria en cuestión firmar como recibida la nota de “stop – debit”, exigimos que nos mostraran la documentación donde se había autorizado ese débito, donde supuestamente autorizábamos la contratación de un “seguro médico”; la funcionaria sacó un formulario “pre-impreso” para anular el débito de la Empresa Consumas S.A, que aparecería como agente de recaudación de Gerdanna Salud. Luego de una semana nos presentamos nuevamente al banco, y durante más de tres horas, el propio gerente de la sucursal no logra una respuesta satisfactoria de su interlocutor. Recién ante una presión y presencia personal el día siguiente, finalmente reintegran el dinero “mal debitado”.
Resumen: el Banco si tenía la potestad de anular los débitos (con un formulario pre-impreso) y también estaban al tanto de que era ese concepto, mientras que el primer día, dicha información fue desconocida y negada. Nos dijeron que el débito fue autorizado verbalmente ante un llamado telefónico al domicilio, pero al pedir que mostraran la documentación o el audio para corroborar, nos ofrecieron anular el débito. Es por ello que dudamos firmemente de la veracidad de toda la información. El banco no nos recibe la nota. ¿A qué se debe? Creemos que el banco no sólo sabe de qué se trata, sino que por acción o por omisión avala y da la base de datos a esas empresas para que esto suceda. ¿A cuántos jubilados que no tienen a nadie que les revise las cuentas, y/o no entienden, les han y seguirán haciendo esta inmoral estafa? ¿A cuántos otros que no tienen forma de hacer el reclamo, seguirán estafando y robando tan inmoralmente?
¿Señores funcionarios de esas empresas truchas y del banco, no tienen abuelos o padres jubilados? ¿Seguirán haciendo esto con la conciencia tranquila? Tengan un poco más de decencia y escrúpulos. Algún día, ustedes serán jubilados también.
Alberto Nartallo
alberto.nartallo@yahoo.com.ar

Voces, reclamos y esperas de jubilados
Quiero advertir a todos los jubilados, que en los listados de abogados de la ANSeS hay algunos abogados inescrupulosos que les quieren cobrar para hacer la homologación de la Reparación Histórica. Eso es ilegal, y lo hacen con el cuento de hacer un supuesto cálculo. No paguen, vayan a la Defensoría del Pueblo, hay en todas las comunas de la Capital y supongo que también habrá en las provincias. Quiero reclamar también a la ANSeS el pago de mi sentencia, prometieron pagar los juicios ... ¿qué esperan?
Amaya Uralde
amayauralde@yahoo.com.ar

Sabido es que los jueces provinciales de Mendoza enganchan sus sueldos con los federales y que la AFIP, cuando se jubila uno de sus jubilados, le pagan un mes de sueldo por cada año de servicio. Los empleados judiciales se “enganchan” con los sueldos de los jueces. Ante el principio de igualdad ante la ley, a los jubilados nos tendrían que “enganchar” con el sueldo de un senador nacional o del director de la ANSeS y pagarnos un sueldo por cada año de trabajo. A confesión de partes, relevo de pruebas. ¡Hágase justicia!
Antonio Baragiola Smerling
nolybaragiola@hotmail.com
Muy sonrientes se los ve en una foto publicada en Clarín, días pasados, al jefe de Gabinete, Marcos Peña; al ministro de Trabajo, Jorge Triaca y al director de la ANSeS, Emilio Basavilvaso, anunciando el aumento de las jubilaciones del 27% anual. Como docente jubilada de la CABA no puedo estar contenta, ya que al obtener la grilla salarial de este año compruebo que el total de aumento del personal en actividad es no remunerativo. Como la ANSeS considera que al no recibir aportes por dichos montos, al jubilado no le corresponde aumento alguno, como ya ocurrió en 2016.
María Promet
robertonasta1931@gmail.com

Cotidianamente ingreso a “MI ANSeS” en la Web, y la gélida respuesta permanece inalterable, burlona, insignificante, porque quizás yo sea insignificante para ese “MI ANSeS”, que no lo siento muy mío; no más que su íntima intención, una pobre e irónica condescendencia. El proceso kafkiano se viene repitiendo día a día, semana a semana, mes a mes, año tras año y la tristeza es penetrante porque no hay peor tristeza que la decepción. No sé si la ANSeS puede o no puede reparar todas las injusticias, o pagar todos los juicios. Lo que sí puede y debe es decir la verdad en su momento y no años o décadas después. ¿Cuál es entonces la realidad? La entidad que se creó para asistir económicamente a los viejos, con dinero aportado por los viejos cuando no eran viejos, no le puede pagar a los viejos.
Raúl Simoncini
raul.simoncini@gmail.com